En 1.978 siendo una niña, mi familia, emprendedora por naturaleza, decidió abrir una floristería en el barrio de Puerta Carmona. Detrás de ese mostrador fui creciendo no sólo como persona, también como florista, realizando desde muy joven mis propias creaciones y perfeccionando posteriormente mis conocimientos adquiridos en la Escuela Española de Arte Floral.

Con los años, llegaron a mi vida María, Carmen y Manuel y gracias al apoyo incondicional de mis padres, pude conciliar mi vida personal con la que continuaba siendo mi pasión, las flores. La familia continuaba creciendo y nuevamente el espíritu emprendedor nos lanzó a la creación de nuestra segunda empresa, “Melero Floristas” con la que implantamos varios puntos de venta en los centros comerciales de El corte inglés.

Hoy en día, desde mi taller, dirijo un equipo de estupendos profesionales en el que cada miembro es único e imprescindible. Me considero tremendamente afortunada de poder trabajar con lo que me apasiona. Las flores son parte de mi vida y gracias a ellas doy cada día rienda suelta a mi creatividad e inspiración, ideando, decorando, inventando, jugando con multitud de variedades, aromas, texturas y colores con los que a pesar de los años de experiencia, continúo disfrutando como cuando era una niña.

 

 

Melero Floristas © 2017 Todos los derechos reservado. Creado con por eKomerco