El arte floral, al igual que la moda, evoluciona y cambia según las tendencias del momento. Hace unos años se dejaron de ver los boutonnieres en las solapas de los novios. Conocidos en España más bien como prendidos, vuelven ahora con fuerza para hacerse imprescindibles en el atuendo del segundo protagonista del gran día. Como casi todos los detalles que forman parte de una boda, el prendido también tiene su simbolismo, y este es que la novia elige de su ramo la flor más bella y la entrega al novio como muestra de su honestidad y compromiso. Este a su vez coloca dicha flor, como no, en el lado izquierdo donde se encuentra el corazón como símbolo del amor hacia su pareja. Al margen del romanticismo que todos estos detalles representan, el boutonniere da un toque indiscutible de distinción y elegancia al novio. Hoy, lejos de buscar una flor discreta y en consonancia con el ramo de la novia, se imponen boutonnieres originales, con personalidad y sin tener porqué ir conjuntado con las flores de la novia.
Si te vas a casar próximamente deja que te asesoremos sobre esta y otras tendencias para que el día de tu boda resulte un éxito.

 

 

Melero Floristas © 2017 Todos los derechos reservado. Creado con por eKomerco